Salmo 92:12-15

12  El justo florecerá como la palmera; Crecerá como cedro en el Líbano.  13  Plantados en la casa de Jehová, En los atrios de nuestro Dios florecerán. 14  Aun en la vejez fructificarán; Estarán vigorosos y verdes, 15  Para anunciar que Jehová mi fortaleza es recto, Y que en él no hay injusticia. 

Salmo 92:12-15

Está porción del Salmo 92 habla del Justo, estas promesas están dirigidas especialmente a ellos, no a cualquier persona. La biblia dice que los justos son aquellos a los que Dios no inculpa de pecado, son aquellos que fueron justificados por el Señor, en el antiguo testamento hay ejemplos de hombres que fueron justificados por Dios, como Abraham “Y creyó a Jehová, y le fue contado por justicia”(Génesis 15:6) Dios los declaró Justo no por sus obras, ni por algún mérito propio, solo por creer fue justificado por la voluntad de Dios. En este tiempo, el pueblo de Dios es la iglesia, todos los que por la fe en Jesús pasamos a ser hijos de Dios (Juan 1:12) fuimos justificados en su muerte, su sangre derramada, y su resurrección, “El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios” (Juan 3:18). 

Es muy importante entender que las promesas de Dios, y sus bendiciones son para su pueblo, sus hijos, no son para cualquiera, la voluntad de Dios es que toda la humanidad se salve, y ofrece esta puerta abierta que es Jesús “Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos”(Juan 10:9) pero para los que no aceptan el caminos que Dios propone, no hay promesa, ni bendición, no hay salvación. En este punto tienen que preguntarte ¿De qué lado estoy, soy de Dios o no?. Si eres una persona Justa, estás promesa son para tí, florecerás como las palmeras en los atrios de la casa de tu Dios, serás saciado de larga vida, y en tu vejez seguirás disfrutando, con buena calidad de vida y fortaleza, el propósito es que hasta el fin de tus días disfrutes de la bendición de Dios, y que anuncies a todas las personas que Dios es fiel y que solo en el hay vida en abundancia, que Jesús es el camino, la verdad, y la vida. Estas promesas son para tí recibe en el nombre de Jesús.

Pastor. Aldo Daniel Monegal