Escogidos desde el vientre

Jeremías 1:4-5

 4  Vino, pues, palabra de Jehová a mí, diciendo:

 5  Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones. 

Sabías que Dios te conoce aún antes de que nacieras? El Señor ya tiene un plan trazado para tu vida. Él tiene un camino preparado para vos. Pero aunque él nos creó para bendecirnos, todavía cabe la posibilidad de desviarnos del camino que él nos preparó. Tenemos libertad de decidir, no somos robots ni “entes” programados. Pero sí fuimos creados con un propósito, Dios nos creó, con un sentido específico, no estamos en esta tierra porque si.

” Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, Sin faltar una de ellas.” (Salmo 139:16) una vez más en la palabra Dios revela que desde el momento de la fecundación en el vientre de la mujer, Dios está al control de la vida de ese nuevo ser, y ya tiene un plan trazado para él. Tu vida no es una casualidad, si hasta ahora sentiste eso, es porque no fuiste ante tu creador. Hoy el Señor tu creador quiere que recuerdes que tu vida está en sus manos, que no sos un accidente de la naturaleza, que tu felicidad no depende de la suerte, Jesús dijo: no me eligieron ustedes a mí, yo los elegí a ustedes. El Señor es tu creador, él te dio un propósito, el sentido de tu vida está en él, vuelve a Jesús, encamina tus pasos por el sendero correcto, y encontrarás la paz, de vivir en el propósito que Dios determinó para vos desde el vientre de tu madre.

Oración: Padre celestial, quiero centrar mi vida en tu propósito, sé que tú tienes un plan para mí, y que tú voluntad es que viva en bendición. Guíame porque no sé cómo empezar, ayúdame a ser lo que tú quieres que sea, hoy una vez más te pido que entres en mi corazón y hagas nuevas todas las cosas, te entrego mi mente, renueva mis pensamientos, y hazme entender tu palabra, en el nombre de Jesús, amén.